<$BlogRSDUrl$>

lunes, agosto 18, 2003

El cenizo Borbón 

La coincidencia de aquellas dos noticias, que se sucedieron en menos de 24 horas, dejó bastante pensativa a media España (la mitad seria, claro, la que se preocuparía por la posibilidad de tener un Rey completamente gafe). Nadie, en ningún medio, se atrevió a insinuar esta posibilidad. Una noticia demasiado jodida para andar elucubrando. La autocensura que se imponen los propios periodistas y "comunicadores" cuando tratan los asuntos de la "Familia Real" hizo lo demás. Pero los datos estaban ahí.
Al parecer su gafe sólo tiene efecto en sus propios hijos, que no levantan cabeza desde que se empezó a manifestar esta maldición real.
Su Majestad desea suerte a su hijo todos los años en su búsqueda de la que será futura reina. Y los españoles empezamos ya a asumir que jamás se casará. Eva Sannum recibió el "placet" paterno un mes antes de que se rompiera la relación. Y se sabe que Isabel Sartorius le encantaba.
Hace un tiempo le regaló una bicicleta estática a su yerno Mari-Chalao, el cual todavia arrastra la pierna al caminar, porque lo de babear la almohada ya lo hacía antes. Y a él se le antojó lo de colocarle a su primer nieto un tercer nombre (Froilán) fuera de lo común, porque aunque sea ridículo "es un nombre demasiado feo para que nadie se atreva a llamarle así".
Con respecto a su hija menor siempre tuvo grandes planes: se casaría con un hombre culto y preparado, el cual le ayudaría en los asuntos de mayor enjundia.
Pero la verdadera maldición es, sin duda alguna, haberles hecho heredar su dicción y su "particular" forma de hablar.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com