<$BlogRSDUrl$>

domingo, agosto 31, 2003

El whisky, la literatura y el cine 

en torno a una botella de whisky
Leo: "... las personas que aprendieron a beber durante la prohibición tenían una gran tolerancia al alcohol. Bien. Durante los años cuarenta, Jim Thompson se estaba ventilando tres botellas de whisky al día"-(Carlos Prieto). En estas condiciones el citado caballero tomó el género que habían perfeccionado Hammet y Chandler y lo puso patas arriba con novelas como "El asesino dentro de mí" y escribe los guiones de "Atraco perfecto" y "Senderos de gloria" (Stanley Kubrick). En dos de sus libros se basaron Sam Peckimpah para "La huida" y Stephen Frears para "Los timadores" y sirvió de inspiración para directores de la "nouvelle vague" y posteriores como Chabrol, Godard y Tavernier. ¿El whisky tuvo la culpa?

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com