<$BlogRSDUrl$>

lunes, agosto 11, 2003

Nota aclaratoria 

No tengo nada en contra de los Testigos de Jehová. Cuando me referí a ellos en un post anterior no era con la intención de ridiculizar a nadie, ni muchísimo menos. Al contrario, admiro su alegría por la vida. Eso de ir todos por la calle con la pegatina con su nombre en la solapa es precioso, como si toda la ciudad fuese una gran fiesta de solteros desesperados. Ni al Papa se le ocurre algo tan divertido y enriquecedor. Y claro, se reunen en campos de fútbol (¡qué alarde de civismo!), cuando seguro que hubieran podido hacerlo en Colón, como los católicos (¿acaso dudais de que habrían gozado del mismo apoyo por parte de las autoridades locales? ¡Esto es un país laico, por Dios Bendito, no seais malpensados!). Por un lado lo de las pegatinas, por otro lo de no colapsar las ciudades y por último aquello de dejar morir a sus familiares como ratas, sencillamente enternecedor. Esta gente se gana el Cielo a pasos de gigante.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com