<$BlogRSDUrl$>

miércoles, septiembre 10, 2003

La Concordia de las masas 

Le han dado el Príncipe de Asturias de la Concordia a J.K. Rowling, la de Harry Potter. Recordemos que antes que a ella se lo dieron a Barenboim y a Said por tender puentes de entendimiento entre judíos y palestinos. "Pa mear y no echar gota".
Dice el Jurado:
"Por las características de su obra, que trasciende el ámbito literario, para convertirse en un vínculo de unión entre continentes y generaciones que promueve la imaginación como fuente de libertad al servicio del bien y la cooperación y la solidaridad entre las personas."
Que "promueve la imaginación como fuente de libertad al servicio del bien la cooperación y la solidaridad entre las personas": Por esta razón se me ocurren tres millones de artistas y escritores con más calidad y recorrido en ese sentido antes que ella.
Que "trasciende el ámbito literario": Reduce la cifra anterior de merecedores del premio, pero a todos se nos ocurren un centenar (como poco) de escritores vivos cuya obra cumple ese requisito.
Que se convierte en "un vínculo de unión entre continentes y generaciones": Vamos, que todo Cristo la conoce y que vende como rosquillas. Esto es lo único que la señala a ella directamente y a poquitos más. Luego es éste último criterio el que decidió el resultado. Ser, de todos los que valdrían, la que más vende.
Pero su obra no es un "vínculo de unión entre continentes y generaciones" es un paso más hacia la estandarización del ocio y la cultura a niveles planetarios. Y qué bien le va a venir eso a los de Coca-Cola. Y qué mal a la "biodiversidad" cultural.
No creo que sea para ponerse dramáticos. Tampoco pido galardonados que sólo eran conocidos en su casa a la hora de comer, como en el Nobel de Literatura. Pero le han dado el Nobel de la Paz asturiano a la Ken Follet de los crios. Como poco, chirría. Y más cuando la veamos al lado de los otros premiados.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com