<$BlogRSDUrl$>

martes, noviembre 25, 2003

La mejor televisión de la Historia 


Pasan hambre y hacen el gilipollas ante el espejo como en cualquier Gran Hermano


Últimamente (sobre todo tras la fiebre "ochentera" que nos ha tocado vivir) se están reivindicando con fuerza los programas infantiles que se realizaron en aquella década prodigiosa televisiva, y parece haberse llegado a la conclusión de que nunca los niños estuvieron en tan buenas manos como con aquellos "La bola de cristal", "La cometa blanca", "El planeta imaginario", "Barrio Sésamo" y demás.
Tonterías. La mejor televisión que se puede programar para favorecer el crecimiento emocional e intelectual de un crío se hace (se está haciendo) sin lugar a dudas hoy en día. Y si no, a las pruebas.
En Rusia hay un programa nuevo. Se llama "Golod". Para aquellos que no sepan ruso tan sonora palabra significa "Hambre". ¿De qué va el programa?
Cogemos a 12 jóvenes rusos. Les montamos una casa en Berlín (previamente nos aseguramos de que los muchachos no sepán ni papa de alemán) y les encerramos en ella. Y no les damos de comer, que sufran, ¿no quieren ser famosos? Pues quien algo quiere...
Pero para darle un puntillo gracioso (ver agonizar de inanición a un grupo de rusos encerrados no tiene mucha emoción, la verdad) les vamos a proponer un par de jueguecillos.
De vez en cuando les soltamos por las calles de Berlín. Sin un duro, claro. Y recordemos que no conocen la lengua. Y que se busquen las "habichuelas", si son capaces. ¿No dicen que el hambre agudiza el ingenio? Pues que lo demuestren. Al parecer ya han mendigado, suplicado y hasta cantado a cambio de limosna. Y claro, los espectadores se inquietan "¿A qué esperan para robar o prostituirse?", porque si hubieran querido ver cantar a unos amateur tenían Operación Triunfo, pero eso ya está pasado de moda.
Y si no tienen lo que hay que tener para resistir pueden pedir en el propio plató un plato de pasta por el módico precio de 3.400 dólares.
Ya llevan ahí dentro metidos 18 días.
Ahora volvemos a la reflexión inicial, ¿dónde van a aprender mejor unos críos el verdadero sentido de la vida? ¿viendo cómo se relaciona un erizo rosa gigante con la aburrida gente de su barrio? ¿o viendo a unos cretinos sufrir a cambio de una fama efímera para mayor gloria de unos ejecutivos televisivos definitivamente desnortados (y con una cara de malos de película que te cagas)?
(Esta historia me ha recordado el chiste de los dos mendigos rusos, en el que el uno le dice al otro: "Qué ganas tengo de que llegue la primavera, para sólo pasar hambre")

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com