<$BlogRSDUrl$>

jueves, diciembre 18, 2003

La tele que nos persigue... 


Anden 'televisivo'


La Federación de Mercados y Centros Comerciales de Madrid y la empresa Hilo Visual han firmado un convenio para la creación de un canal digital para los mercados madrileños. Se instalarán estratégicamente unas pantallas de plasma a lo largo y ancho de 44 mercados y varios centros de ocio capitalinos.
El formato de los contenidos será similar al que nos tortura desde hace tiempo en el metro, "noticias, video clips, humor, documentales, información turística, pronósticos meteorológicos, adelantos cinematográficos, promociones especiales, sorteos y regalos". De las noticias se encargará un llamativo presentador virtual, esa es la nota graciosa. Y digo noticias por decir algo, porque suelen ser refritos cutres de seudo-información general y un montón de anecdotillas y curiosidades "noticiosas" (una vaca con unos cuernos de 8 metros de envergadura, un señor de Murcia se comió el billete de loteria premiado y pide que le operen), con las cuales llamarán la atención del usuario mucho mejor que con el hierático bigote rasurado de Aznar modelando su acento tejano.
Y claro está, todo bien aderezado con publicidad, que es la que da sentido a todo este tinglado. Estará en muchos casos orientados específicamente al centro instalado, lo cual favorecerá, sin duda, el comercio en el local. Los promotores de la idea están convencidos de que las ventas crecerán entre un 10% y un 20%, lo cual no es moco de pavo. Y me parece fetén que la gente haga lo que les plazca para ganar más dinerito con su negocio. Pero, ¿y el metro?
Al principio se comprometieron a que la emisión sería "muda", con una rigidez bastante interesante en la distribución de los contenidos. Y sobre todo aseguraron que no molestaría a aquellos que no quisieran "disfrutar" de su tele. "Porque hay gente que aprovecha el transporte público para la lectura o para pensar en sus cosas", recuerdo que dijo el hoy alcalde Gallardón, "y no queremos causarles molestias".
Como diría Sabina, "Qué gallardín, Gallardón". Desde hace tiempo la mayoría de los andenes cuentan con altavoces que acompañan las emisiones, y nunca de forma discreta (yo tengo la misma sensación en el metro que en mi casa cuando vuelve mi vecino "bakala"). La distribución de los contenidos varió, y ya no prima la información, sino la publicidad (cómo no), ya sea directa (anuncios) o indirecta (rodajes de pelis, presentaciones de libros...). Y no contentos con trufar andenes y vagones (1.200 pantallas de 42 pulgadas repartidas en los andenes y vestíbulos de las estaciones y de otras 5.200 de 15 pulgadas ubicadas dentro de los vagones) con las teles de plasma ahora ya podemos disfrutar de la emisión en proyecciones sobre pantallas gigantes colocadas entre las vías. Respetando al usuario que preferiría ir a su bola, vamos, tal y como se aseguró.
El "Canal Mercado" favorecerá las ventas de los mercados, y por eso lo ponen. Y el "Canal Metro" la de los publicitados, claro. ¿Con el "Canal Mercado" ganan algo los clientes? Poco, sólo comprar más, pero para eso están, son clientes. ¿Y con el "Canal Metro"? Tampoco, sólo pensar menos y comprar más, pero... ¿para la Comunidad y el Ayuntamiento siguen siendo tan sólo clientes?
Estas son las maravillas del "Déficit Cero" (parece el título de una peli de desastres de los 70's), que hay que buscar ingresos donde los haya, aunque perjudiquen al ciudadano.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com