<$BlogRSDUrl$>

miércoles, enero 28, 2004

El hábito, el monje y la mujer del César 


Demócrata de pies a cabeza


Este señor tan apuesto es el Alcade de Toques, un tal Jesús Ares. Su manera de "alternar" con los periodistas ya le deja en bastante mal lugar. Pero su aspecto..., en fin. Con sólo decir que parece el hijo de Mr. Burns y del Drácula de Coppola está dicho todo.

¿Porqué nunca se quita las gafas?


Este otro es el Presidente de la Diputación de Castellón, Carlos Fabra. Tiene una pinta de mafioso que echa p'atrás. Sólo le falta el estuche del violín. Y nunca, digo nunca, se quita esas inquietantes gafas de sol.

Es una barbaridad juzgar a la gente por su pinta. Las viejas que se agarran el bolso cuando uno pasa a su lado lo hacen. Pero no tienen culpa puesto que es, para ellas, un método de autodefensa.
Estos políticos del PP están metidos en follones judiciales, lo cual les ha creado un problema de responsabilidades políticas y ética de partido. No sé si son culpables y (para este post) ni me interesa. Y por encima de todo quede claro que la presunción de inocencia les avala (bueno, a uno de ellos no mucho).
Pero señores, en política, además de ser inocente, hay que dar un pelín el pego de que uno realmente lo es.
Y en eso de la imagen estos caballeros tienen un gravísimo problema.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com