<$BlogRSDUrl$>

miércoles, marzo 10, 2004

Esos fascinantes incomprendidos. Capítulo segundo. 

Eugenio Nasarre

¡Twist-twist!


Seguimos con nuestra serie de análisis a figuras políticas actuales con una de las más importantes y a la vez desconocidas de la política española, Eugenio Nasarre.
Aquí donde le ven, se trata del auténtico sostén intelectual del PP. Los programas, los discursos, los lemas, las directrices políticas e incluso los menús de Génova no se escriben sin contar su pluma. Lo que sea que pase con el PP el día 14 dependerá tanto de su labor como de la del supuesto coordinador de campaña, el repelente niño Vicente Gabriel Elorriaga.
Tiene un currículum impresionante y una larguísima trayectoria cortando bacalaos a diestro y siniestro. Sin él es probable que su partido no hubiera podido sobreponerse a estos últimos meses, plagados de éxitos, como saben.
Por eso sorprende que el muy pillín se permita el lujo de dejarse fotografiar bailando un twist en lo alto de una mesa, en su despacho (para la entrevista que le realizara hace tiempo Karmentxu Marín para "El País"). ¿Se imaginan a Zaplana desmelenándose de esta manera? Bueno, el ejemplo no vale, que Zaplana sufrió una mutación genética que le impide girar el cuello.
Uno se lo imagina repartiendo caramelos entre los niños, o viendo un partido con Rajoy y con un coñac en la mano. Cualquier cosa menos pensando argumentos para justificar la actuación de Aznar en las Azores o del Gobierno en las crisis del Prestige, de la L.O.U., del Decretazo... A pesar de todo, parece un buen tipo (¿con cuántos diputados del PP se iría usted a comer por ahí?).
Por último, la pregunta inevitable: ¿existe algún parentesco entre este caballero tan "dinámico" y la mujer que nos puso en forma en los 80 (y no hablo de Sabrina)?

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com