<$BlogRSDUrl$>

viernes, marzo 05, 2004

La elegancia (innata) de un líder (nato) 


Ese porte


Comentaba yo el otro día el atuendo con el que Zapatero presentó su campaña electoral.
Pues, como solía decir uno, qué duros fueron los ochenta, coño.
"El País Semanal" ilustra la hagiografía del líder vallisoletano (leonés de adopción) con numerosas imágenes, entre las que destaca, por lo que seguramente ya han deducido, la que les muestro.
Como decía, qué duros fueron los ochenta. Viendo las pintas del personal a uno le extraña que los pasáramos sin secuelas psicológicas graves.
Y aquí tenemos a nuestro conspícuo Zapatero, celebrando la inauguración del nombre de una calle en honor a su abuelo, el Capitán Lozano. Por eso mira para arriba, no es que se la haya aparecido Felipe ni nada de eso.
Y le tenemos vestido, ¿de qué exactamente? Les aconsejo pinchar sobre la foto para verla en todo su esplendor, para poder gozar con los detalles.
Quiero creer que iba a una fiesta de disfraces tématica "Miami Vice", que en la época estaba muy de moda. Porque esas gafas, a medio camino entre las de los polis más duros de Miami (hasta que llegó Horatio) y las de las folclóricas trasnochadas de ahora, son mucho.
Pero ese show a lo Michael Jackson que se monta a la altura de los tobillos es "demasié" (utilizo el término para seguir ambientándonos en la época). Sólo el "Rey del Pop" puede permitírselo (los usa desde siempre), de hecho es su reclamo para llevarse niños a la cama (como un flautista de Hamelin de los calcetines) pues los utiliza hasta en pijama.
Es fascinante la fotografía, porque le da un aspecto forzado de chico malo que enternece.
Todos tenemos un pasado oscuro, incluso Zapatero.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com