<$BlogRSDUrl$>

viernes, mayo 21, 2004

Aventuras vacacionales 

Un club de aventura ofrece visitar el islote de Perejil


Peligroso indígena


Efectivamente, por fin alguien se atreve a proponerlo. Si buscas aventuras, ¿qué mejor que el ínclito islote de Perejil?
El viaje se compone de varias etapas. Primero hemos de llegar en helicóptero a Marruecos, desde donde "atacaremos" la isla. Y es aquí donde surge la primera dificultad, la primera aventura.
Como ven arriba serán recibidos por un indígena salvaje, que con toda seguridad se acordará de sus madres, en árabe y bereber indistintamente, por haberle pisoteado la huerta a nuestra llegada y por espantarle las cabras con el estruendo de la hélices.


La cabra


Después, el buen hombre, al grito de "quiá quiá"* (*=traducción del árabe), reunirá de nuevo a sus bóvidos caprinos para incitarlos a atacar al invasor. Aquellos que tengan especial miedo a este tipo de animales (las cabras, digo) no han de temer; éstos ignoran a su dueño y continuan rumiando hierbajos plácidamente.


No es David


Una vez llegados a la costa, se subirán en piraguas. Dos por bote (también andan cortitos de presupuesto, no sólo de ideas), de ahí el riesgo de esta actividad. Y desde allí hacia el islote.
A mitad de camino, el nieto del resentido hortelano tiene pensado hacer prácticas de tiro con honda sobre las piraguas, graciosa muestra de las costumbres locales que hará las delicias de los amantes de la antropología.
Esa noche se pasa en la isla, durmiendo al raso, pero antes, durante la cena, se recordarán epopeyas vividas en el islote, protagonizadas por personajes de leyenda como Federico Trillo, Ana Palacio o Colin Powell.
Si acuden a una agencia de viajes interesados en este paquete de viaje-aventura recuerden su nombre; "Aventura en la pequeña isla estúpida". Hay gente "pa tó".

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com