<$BlogRSDUrl$>

martes, octubre 12, 2004

El Hannover 


A cuerpo de rey


Ahí tenemos al ínclito Llamazares, haciendo un Hannover con todas las de la ley.

Pasó del desfile, la parte aburrida (encima te hacen levantarte un par de veces, como en misa, cuando pasean las banderitas por delante del palco), y fue directamente al piscolabis. Los milicos y los tanques no, los canapeses y las copichuelas (barra libre a costa del erario público, un sueño) sí.

Habría que ser inflexible. El que quiera ir al guateque, que se moje el culo. Es más, deberían desfilar ellos. Y el pueblo mirándoles desde la acera, aplaudiendo o abucheando a discreción. Les vendría, además, genial para abrir el apetito.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com