<$BlogRSDUrl$>

miércoles, octubre 13, 2004

El Pacificador 


Acebes el Firme


En éstas estábamos cuando Acebes decidió lidiar en el asunto. ¿Para poner paz entre dos miembros de su partido? ¿Para lograr que reine la concordia? Pues... no exactamente. Porque él no es de los que se las come dobladas (como ven).

Y ayer, en el guateque que dieron los Reyes en casa, se enzarzaron en una impúdica discusión el ex-Ministro Acebes y el alcalde Gallardón. Dice Zaplana que hablaban del Real Madrid. Y nadie le ha creido.

Pues desde aquí apoyamos la versión Zaplana. Ya saben que, en estas circunstancias, cuando dos personas están mosqueadas la una con la otra, saltan contra el otro con cualquier pretexto. Pasa hasta en las mejores familias; esos dos hermanos que no se pueden ni ver y que se encuentran en el bautizo de la sobrina. A lo mejor resisten hasta los postres, pero no mucho más allá. Ya sea una conversación sobre el tiempo, el mejor camino para llegar a Sol desde Moncloa, o qué vino va mejor con el marisco. Saltan porque sí, como un resorte.

Eso es lo que pasó ayer. Algo así:

Gallardón: ...Y encima se lesionó Beckham.
Acebes: Sí, es verdad. Aunque no es exactamente una lesión, más bien una enfermedad. (Mirando a Zaplana, sonriente) Tiene gastroenteritis.
Gallardón: ¿Gastroenteritis? No estoy seguro, pero si no recuerdo mal, creo que se trata de una artritis traumática en el pie. Vamos, lo que se dice una lesión.
Acebes: Alberto, de verdad, no es por llevar la contraria, pero juraría que es algo de la tripa. (El tono ya no es tan distendido)
Gallardón: Ya sé que no es por llevar la contraria, Ángel (con retintín). Del mismo modo yo te digo que, como que soy Alcalde de Madrid, que lo que tiene es dolores en el pie.
Acebes: (Sonrisa helada) Y yo te digo que como que soy Secretario General que es una gastroenteritis.
Gallardón: No me lo entiendas mal, Ángel, pero me da igual que seas Secretario General, que lo que tiene es una lesión en el pie.
Acebes: (Calentito) ¿Cómo que te da igual que sea Secretario General? Pues debería importante, porque soy TU Secretario General.
Gallardón: (Consciente del error) No quería decir eso. ¿Se me ha entendido eso? (Mirando a Zaplana, que elude conectar la visual). Sólo digo que, incluso como Secretario General, estás equivocado.
Acebes: Alberto, de verdad, trato de entenderte. Pero me da la sensación de que pones en duda mi valía. Que me equivoco como Secretario General. ¿En qué, si se puede saber?
Gallardón: (Pío García Escudero liquida su copa de vino, recién servida, de golpe) Mira, no te estaba diciendo eso, pero parece que te sientas inseguro en ese papel, tu sabrás porqué. Quien se pica...
Acebes: ¿Que yo qué? ¿Qué me está diciendo este tío, Eduardo? (Zaplana levanta los hombros como acto reflejo, habría preferido echar a correr) ¿Qué me estás diciendo, alcalde de pacotilla? Me tienes hasta aquí, hasta aquí (señalándose el tupé).
Gallardón: ¿Alcalde de pacotilla? Tú sí que me tienes hasta los mismísmos. Pelota, más que pelota.
Acebes: ¡Uy, lo que me ha dicho! El rojo de mierda este. Te quedan dos días en el partido, que no nos gustan los amigos de Polanco, so-progre.
Gallardón: (Apretando el puño) ¡Yo no soy amigo de Polanco, joder! (Pío sigue apurando su copa, ya vacia, con la que se tapa la cara) ¡Sólo es que soy de centro, no un facha como tú, y por eso trato con buen talante a todos los medios!
Acebes: ¡Ah, con "talante"! Como tu jefe Zapatero ¿no? ¿Cuándo vas a pasarte al Psoe con los tuyos, mariconazo?
...

Y así siguieron un buen rato. Quizá es verdad que no hablaban de fútbol, ahora no sé.

Dejo ahí la recreación porque este blog lo leen los niños.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com