<$BlogRSDUrl$>

lunes, octubre 25, 2004

Elecciones USA 


Como molo


Recientemente han llegado hasta nuestros oídos un par de sistemas "infalibles" para saber quién será elegido Presidente de los EE.UU.

Por un lado, la cadena televisiva infantil Nickelodeon realiza una encuesta entre la chiquillería, y lo que eligen ellos termina saliendo. Así de simple.
También está el sistema de las máscaras de Halloween, festividad que se celebra justo antes de las elecciones. El candidato que más máscaras venda, gana. Así de sencillo.

Pero hay otros métodos de probada eficacia. Los equipos de campaña de ambos candidatos trabajan a diario con su ayuda. No todos llegan a los medios (politizados, interesados, manipulados), pero nosotros conocemos algunos de ellos:

- En Sanders, un pequeño pueblo de Iowa, están muy orgullosos de las acertadas predicciones de la vaca Marge. Todos los 31 de octubre, al amanecer, la vaca muge un nombre. El del próximo Presidente. En realidad no es que el mugido sea "exactamente" el nombre del candidato. Sino que se trata de escuchar bien a qué nombre se parece más. Pero nunca se equivoca.
(Viene eligiendo presidentes desde Nixon).

- Si durante la semana previa a las elecciones es par el número de eructos escuchados a la salida de los Burger King de New Jersey el ganador será demócrata. Si es impar será republicano. Según los analistas más avezados, en caso de que nadie eructara ganaría el tercero en discordia. Pero la posibilidad de que nadie en Nueva Jersey eructe a la salida de un Burger es tan remota...
(Funciona desde Lyndon B. Johnson)

- La muestra más representativa de lo que piensa el pueblo americano se da en el metro de Miami a las 0:45 de la noche, en el tercer vagón del tren que hace el trayecto Santa Clara-Allapattah. El resultado de este estudio siempre coincide con el que más tarde terminará ganando.
(Funciona desde la elección de Gerald Ford, aunque en 1976, 1980 y 1992 al encuestador le robaron al salir del vagón y perdió los datos. En 1996 volvió a ser atracado y tuvo una crisis de ansiedad que le impidió dar los datos a tiempo, ya que esa vez no le habían robado más que los zapatos y el abrigo, conservando en su poder la libretita donde tomaba notas. En 1984 el vagón iba vacio. En 2000 tan sólo viajaba dentro una vieja borracha que masculló algo así como "váyase a tomar por culo", pero tuteando y en inglés).

- Hay quien dice que también sirve recontar los propios votos emitidos por los electores, pero no es del todo seguro.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com