<$BlogRSDUrl$>

lunes, octubre 04, 2004

"Panoli del Mes" 


Ir por lana...


El pobre. Llegaba crecido, dispuesto a liderar, y por fin verdaderamente respaldado por la cúpula de su partido, el cambio tranquilo que renovara el PP y le pusiera de nuevo en disposición de asaltar el poder en condiciones.

Su discurso, lleno de buenas intenciones autocríticas y propósito de enmienda, vino a ser una especie de "arrepentíos pecadores" del Mesías a los mercaderes en el Templo del Centrismo.

Pero llegaron los del Sanedrín a ponerle los puntos sobre las íes. Con un decidido y sonoro no me toques los cojones sus "compañeros" se mearon en su discurso. Literalmente, lo colocaron en el fondo del retrete V.I.P. del Congreso (convenientemente plastificado, para que no se deshiciera a la primera micción) y uno tras otro, todos, fueron liberando el contenido de sus vegigas en tan sentidas palabras. Aznar, asumiendo su papel de Charlton Heston en "El Cid" (en breve le veremos enarbolando un rifle semiautomático en una convención de la Asociación Nacional del Rifle, al tiempo), prefierió sentarse en la taza y cagar. A él no le van las medias tintas.

Le mandaron castigado a la esquina, le pusieron las orejas de burro, y si juegan un partidillo de fútbol cuando salgan al recreo seguro que le eligen el último y le ponen de portero.

Qué desdicha, ser el marginado de la clase.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com