<$BlogRSDUrl$>

domingo, diciembre 19, 2004

El enfermo imaginario 


Nos da mucha pena


El dictador Augusto Pinochet ha sido ingresado a causa de un "accidente cerebro-vascular", según la versión más extendida, pues los medios no parecen ponerse de acuerdo del todo sobre las causas (ni la veracidad) de este internamiento. La cuestión es que todo esto vino un día después de que la Corte de Apelaciones de Santiago aplazara, hasta la próxima semana, una decisión en torno a mantener o rechazar el procesamiento dictado en su contra por el juez Juan Guzmán, quien ordenó su arresto domiciliario por nueve desapariciones y un homicidio en el marco del "Plan Cóndor", operación aplicada en los años 70 por dictaduras del Cono Sur americano para exterminar opositores.

El caso es que yo no le culpo. Soy de aquellos que, cuando llegaba el día del examen, acercaba el termómetro a una bombilla encendida para simular fiebre y evitar así asistir a clase. Siempre me acojonó un poco la leyenda aquella de que chupar tiza causaba fiebre. Igual el carnicero chileno se pasó chupando, o cogió las de colores, vaya usted a saber, con estos depravados es imposible calcular...

La diferencia es que yo siempre he reconocido ser un cobarde y no un héroe salvapatrias.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com