<$BlogRSDUrl$>

miércoles, diciembre 08, 2004

La insignia 


Imponiéndole la chapita


La polémica es de recibo. Completamente de acuerdo, una vez más, con el Partido Popular en su crítica al Presidente Zapatero, por lucir "de forma frívola" la insignia de la Generalitat catalana que le había colocado (no sabemos si también frívolamente) el señor Maragall con motivo de la Cumbre Hispano-Francesa de Zaragoza. Por partes:

La lució de forma frívola. Evidentemente, pues no dejó de cantar los grandes éxitos de Concha Piquer. Y eso de exhibir un cancán durante su entrevista con Chirac estuvo fatal.

Por otro lado, nos parece terrible que llevara la insignia de la Generalitat. Sólo la de la Generalitat. Debería vestir la chapita (ochentero total) de todas las comunidades autónomas de nuestro querido (y asimétrico) país.

Así, en plan general ruso, cargado de medallas en la solapa, y con el cancán con bordados no se mostraría tan frívolo. Trataría por igual a todos y cada uno de los españoles. Y pasearía los güevillos mucho más cómodamente, aireados, como debe ser.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com