<$BlogRSDUrl$>

jueves, enero 27, 2005

Lo mejor para el Archivo de Salamanca 


El Guardián entre el Archivo


Muchas eran mis dudas sobre cuál es la solución idónea para el contencioso del Archivo de Salamanca. Sin embargo ayer, tras la visita de varios senadores populares (con Pío García Escudero a la cabeza), invitados por la consejera de Cultura de Castilla y León, Silvia Clemente (en la imagen los dos), quien dió a conocer ante los mismos la versión de su Gobierno sobre el asunto, esas dudas mías se aclararon. La consejera se apoyaría para su declaración en un informe realizado a petición de la propia Junta de Castilla y León por la Real Academia de Historia en el cual se señala la conveniencia de mantener la unidad del Archivo General de la Guerra Civil.

¿Dónde estarán mejor estos papeles? ¿bajo qué institución o gobierno su importancia será convenientemente respetada? En ese acto se me abrieron los ojos, resolviendo todas mis incertidumbres al respecto.

¿Fue el verbo atrevido de la consejera? ¿la engolada expresividad de García Escudero? ¿el informe de la Real Academia de Historia? Nada de eso. Miren bien la foto.

A la derecha de la misma vemos la solución a toda la polémica sobre el Archivo; el segundo oficial de seguridad archivística Antúnez. Fíjense qué porte, que elegancia en el gesto, ese firme nudo en la corbata, esa mirada solícita que desarma de un plumazo, el afeitado apurado (apurado hace tres días, pero apurado), señal inequívoca de entrega disciplinada al deber... El Archivo, si está en sus manos, está en buenas manos.

Ahí tienen la respuesta a nuestro desasosiego, el hombre que velará, con toda seguridad, por el bien del legado histórico español, sea cual fuere. ¿El Archivo de Salamanca? Pues el Archivo ¿La Dama de Elche? Pues la Dama, y se acabaron las disputas ¿Las cuevas de Altamira? Pues a las cuevas iría, y por allí no entra ni una mala lagartija más. El Ángel Custodio de nuestra herencia cultural. Mientras de él dependa, su integridad permanecerá inalterable. Si tiene que renunciar a la familia, lo hará. Si tiene que renunciar a comer, lo hará. Si tiene que renunciar a dormir..., ya renuncia, ya, fíjense en sus ojos.

El Archivo debe estar donde esté el segundo oficial de seguridad archivística Antúnez. Esa es la solución.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com