<$BlogRSDUrl$>

viernes, febrero 18, 2005

Horca palestina 


No pudo votar


Ya están otra vez estos progres islamofascistas tocando los cojones, cuando está claro que no es más que una muerte natural. Vale que estaba colgado por las muñecas (esposadas a su espalda), vale que que tenía varias costillas fracturadas, vale que estaba siendo interrogado justamente en el momento de su muerte en las duchas de la cárcel de Abu Ghraib. Pero de ahí a decir que fue asesinado por sus "custodios" de la CIA es tener demasiadas ganas de enredar. Invenciones, como lo del cambio climático.

Un guardia del Ejército, el sargento Jeffery Frost, afirmó que los brazos del prisionero estaban estirados detrás de él de una manera que no había visto nunca antes, y que se quedó sorprendido de que los brazos del reo "no se saliesen" de sus articulaciones en los hombros, según un sumario de su entrevista.

El patólogo militar que examinó el cadáver y dictaminó que se trataba de un homicidio descubrió que el preso presentaba varias costillas fracturadas y murió debido a presiones en el pecho y dificultades para respirar.


Lo único que hace del hecho algo verdaderamente terrible es que no pudo participar en la fiesta de la democracia de hace un par de semanas. The show must go on.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com