<$BlogRSDUrl$>

martes, marzo 22, 2005

Gaddafi manda 

Porque nadie como él para marcar tendencias, influir en la moda y por lo tanto, mejorar la apariencia de los humanos en todo el mundo. Y más aún ahora que es amigo de Aznar.

El árbitro de la elegancia


Hoy le hemos visto (a la izquierda, con túnica marrón) en Argel, en la reunión de la liga árabe, y nos ha vuelto a dejar de piedra. Su capacidad crear estilo en el vestir es inabarcable. Y eso se nota, ante todo, en los complementos. Destacando en su caso las gafas de sol, cuya colección deja en bragas a la del mismísimo Elton John, y de las que ha hecho su seña de identidad. En su día puso de moda las Ray-Ban de pera, luego el corte futurista, más tarde la montura "al aire" y hoy, cómo no, sofistica las líneas con increíble gusto.

Su último modelo ilustra claramente porqué los hermanos Wachowski debieron haberse dejado asesorar por él para su infame trilogía, cabe la remota posibilidad (aunque no conviene infravalorar a Gaddafi) de que hubiera mejorado con el coronel en el proyecto.

Y es que son muchos los que han bebido de su personal gusto. Artistas y cantantes como Michael Jackson, Demis Roussos o MC Hammer, ídolos de masas como Beckham o Jesús Quintero, y los italianos (todos y cada uno) están en deuda con él. Quizá podríamos decir que fue el primer metrosexual. El Balenciaga del norte de África. Sea como fuere, allá donde va deja su sello. Y menudo sello.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com