<$BlogRSDUrl$>

martes, abril 12, 2005

La noticia naranja de la semana 

Marcando los tiempos en el PP

¿Quién marca los tiempos en el PP? ¿A qué ritmo pretenden realizar los populares su oposición? Sabemos que las cosas en política suelen ser cuestión de tiempo. La alternancia puede ser un hecho tan sólo con esperar el momento adecuado de asaltar el poder, una cuestión de paciencia hasta que el Gobierno caiga como fruta madura. Y la precipitación puede traer consigo terribles consecuencias y la perpetuación en los escaños opositores. Por ello nos hemos fijado en cómo miden su tiempo los líderes del Partido Popular, intentando descubrir qué ven, y cómo, cuando tratan de medir su tiempo.

El peluco de Rajoy


Mariano Rajoy, el líder del PP, habitualmente opta por lucir este elegante modelo. Brillante, pero discreto, de líneas sencillas pero bien dibujadas. La esfera oscura le da un aire de seriedad y profundidad. El estilo, moderno, novedoso, pero sin estridencias.

El otro peluco de Rajoy


Aunque no es su única faceta. También luce, en ciertas ocasiones, quizá más señaladas, este otro modelo. Más clásico, aburrido, previsible, incluso antiguo.

Conclusión: Opta generalmente por una renovación de imagen y formas, aunque aún no deja atrás del todo el pasado.

Los pelucos de Acebes


Como no podía ser de otra manera, Acebes opta por dos líneas de medición. Generalmente usa el Hublot de la derecha. Correa oscura y rígida, sin concesiones estéticas. Esos supuestos tornillos apretando la carcasa le dan una apariencia mecánica, carente de dinamismo o espontaneidad. Menos veces le hemos visto con el reloj de la izquierda. Soso, clásico, simple, cuadrado, anticuado.

Conclusión: O una máquina firme y aburrida o un simple recordatorio del pasado.

Los super-pelucos de Zaplana


Y por último Zaplana, declarado amante de los relojes de pulsera. Usa más de dos, todos carísimos, a todo lujo. No se priva de nada, ya sea el Zenith Chronomaster (unos 20.000 euros) o el Patek Philippe 5110 de oro rosa (18.000 euros).

Conclusión: Le gusta la pasta. Y fardarla.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com