<$BlogRSDUrl$>

sábado, marzo 11, 2006

HazteOir cumple 5 años 

HazteOrín cumple 5 años y teníamos que contarlo, pues somos gente que vive muy al tanto de los movimientos sociales que se cuecen al calor de la cosa esta de internet. Lo de hoy tenía más miga que cuando nos aventuramos en anteriores actos convocados o participados por esta plataforma, pues se trataba de un acto pequeño; una mesa redonda no es una manifestación, y ya sean cinco o seis o dos millones largos, esta tarde se haría más complicado pasar desapercibido. Ya no bastaba con ponerse un par de pegatinas de la causa sobre el abrigo; se imponía un travestismo total. Camisa blanca, jersey de pico (naranja, por supuesto), zapatos y repeinado. Hasta acudí a la cita en taxi para meterme en el papel, que yo siempre he sido muy del "Método".

Tras un par de equívocos, que nos hicieron llegar tarde, conseguimos dar con el lugar del acto: la Universidad San Pablo CEU. Para los que no hayan oído hablar de este centro de saber y conocimiento recordaremos que es ampliamente conocido por su compromiso con los movimientos sociales, la lucha de clases y el acceso del proletariado a la educación universitaria. Se hizo mundialmente famosa cuando los alumnos se atrincheraron en sus aulas para protestar contra la Guerra de Irak y es prácticamente seguro que será allí donde dé su primera charla el subcomandante Marcos cuando salga de la clandestinidad.



Ahora que se hacen a la idea del sitio, pasemos a los detalles. Antes de entrar nos recibe una pareja de veinteañeros del cuerpo de azafatos de HaztePis, extraordinariamente amables (y feos, pero saben que nunca he sido de los de entrar en descalificaciones personales), que nos invitan a pasar al aula en la que desde hace un buen rato el acto había dado comienzo. No excesivamente grande, tres cuartos de entrada. Y digo 3/4 de entrada siendo generosos, pero hoy no vamos a dar la batalla de las cifras; a 25 personas por asiento tendríamos unos 15.000. En realidad unos pocos menos, porque tanto en el asiento de 'El Teleoperador' como en el mío no quisimos dejar que se sentara nadie más. Así de egoístas somos...

En la mesa redonda participaban Ignacio Arsuaga (el que dirige el cotarro); Raul Mayoral, Secretario General de la Fundación San Pablo CEU; Daniel Sada, Rector de la Universidad Francisco de Vitoria; Benigno Blanco, Vicepresidente del Foro Español de la Familia y Rafael Miner, Director del semanario Alba. Se desarrolló por un cauce bastante distinto de lo que nos tienen acostumbrados; tedioso, plomizo, pocas consignas y casi ninguna de las barbaridades acostumbradas. Era más bien un acto modesto de autoafirmación y un "chuparse las pollas" en plan tranquilo, sin mariconadas. Llamamientos a cambiar "las cosas", a involucrarse en los movimientos participativos, a no dejarse llevar y a tratar de intervenir en las decisiones de nuestros políticos. Y una expresión fetiche, "sociedad civil", que pronunciaron todos los ponentes, y también los asistentes (en el turno de preguntas), queriéndose sentir representantes legítimos de la misma. La metáfora que más gustó fue la de compararse con "Carta 77" y aquella Checoslovaquia aplastada bajo la bota soviética y se citó varias veces al propio Václav Havel, a Chesterton e incluso a Gramsci. Para que se hagan una idea del tono, no se mencionó ni una sola vez a Zapatero y a su gobierno sólo tangencialmente.

Por cierto que muchos de los asistentes venían del último acto convocado por HazteUngir, una manifestación en Pozuelo de Alarcón, ese pueblo dejado de la mano de Dios, lleno de desigualdades y pobreza. Lo hicieron en apoyo de la Plataforma Madres de Pozuelo (no se rían, coño) que deben ser como las Madres de la Plaza de Mayo, pues sus hijos también son represaliados, en este caso por Simancas, que no les deja escolarizarles en condiciones (con cilicio, Rosario de Doce y tal).



Un acto de autoafirmación, como decía, en el que la gente se interesó, cuando les cedieron el micrófono, por cómo seguir influyendo en los políticos, movilizando a los que "no están tan locos como nosotros", llegando a más gente y consiguiendo una mayor repercusión en los medios, que viven, según el director de "Alba", una situación de "casi total monopolio". Él es el outsider, claro. Allí, al entrar, nos habían regalado un ejemplar del semanario que dirige. Les escojo 'al azar' varios titulares para que entiendan porqué este hombre se siente tan sólo:

- "La revolución cultural de la LOE amenaza los derechos humanos"
- "[Eva] Hache apoya el erotismo en las revistas juveniles"
- "Y los vaqueros gays hicieron 'Crash'"
- "Me voy a acordar de tu progenitor B..."
- "Francia: la dictadura del 'lobby' rosa"
- "ZP no revela en público si cree en Dios"
- "No hay pruebas de que se suicidara ningún terrorista en el piso de Leganés"
- "25 de marzo, Día del Niño por Nacer"

El último es mi favorito, por supuesto. Hasta estoy porque instauren también el Día del Polvo por Echar y el Domingo de la Quiniela por Ganar. Volviendo al semanario en cuestión (sustituto ya por derecho propio de las antiguas y preclaras portadas de 'La Razón', en la época de Anson), sepan que entre sus páginas venían sendos formularios de suscripción al propio 'Alba' y a 'Época' por tan sólo 65€ y 100€, respectivamente. Hacen precio porque se trata de una oferta especial "Jornada de Puertas Abiertas 'HazteEscupir'".



Después de que hablaran los soporíferos invitados, de que 'Nacho' (Arsuaga) le agradeciera la paciencia a su tímida y ultra-pija esposa (quietas las manos, Teleoperador, que te veo...) y tras los ruegos y preguntas (que si el cheque escolar, que si creamos un partido católico, que si sólo Bono responde a mis emails), nos amenizaron la despedida con un par de vídeos de autobombo, más sosos aún que todo lo anterior. Esperábamos algo más del estilo de la 'nouvelle vague' de FAES, la verdad.



Una vez hubo terminado todo, convencí al Teleoperador para que nos hiciéramos una foto delante del cartelito que presidía el evento en la tarima. Conseguí que nos la hiciera la chiquilla que había planteado la posibilidad de crear un partido político católico, faltaría más. Al salir, en un puestito improvisado, me gasté 5 euros en un gorrito naranja con el logo de HaztePajillasAunqueSepasQueDiosTeEstáViendo. Bastante gay, como verán. Me encanta.

Esta es mi versión, pero permanezcan atentos a sus pantallas.

|

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Weblog Commenting and Trackback by HaloScan.com